Diez métodos para que tu bebé duerma mejor

Lograr que un bebé duerma plácidamente toda la noche es un objetivo que todos los padres buscan.

Sin embargo, es una tarea que muchas veces se torna complicada, ya que los recién nacidos llegan al mundo sin horarios. Así que si tú deseas que tu bebé concilie de mejor forma el sueño, te presentamos 10 consejos para lograrlo y que además terminarán por regalarte algunas horas de descanso extra.

1. Coloca persianas o cortinas:


En las primeras etapas de vida es recomendable adecuar una habitación en la que se pueda regular el paso de la luz del sol, ya sea con cortinas o persianas. Además, una buena idea es pintar las paredes con colores blancos, cremas o amarillos.

2. Música


Las canciones de cuna son muy útiles para dormir al bebé, especialmente si las canta alguno de los padres; harán que el niño se sienta arropado y querido.

3. Establecer una rutina:


Cuando el bebé tiene una rutina se acostumbrará a dormir a la hora establecida y será menos difícil llevarlo a la cama.

4. En la cuna


Es recomendable no usar mantas muy pesadas (las texturas ásperas pueden despertarlo). Si se utilizan sábanas, éstas deben quedar por debajo de las axilas del bebé. Se aconseja no colocar almohadas ni almohadones, muñecas ni juguetes. Recuerda que el colchón debe ser firme.

5. Olor de las sábanas:


Si las sábanas de la cuna de tu bebé huelen a usted es probable que el niño se adapte más fácilmente a su nuevo cuarto o cuna. Deja una prenda tuya junto al bebé, recuerda que debe tener tu aroma natural, no el de tu perfume.

Dato curioso: La mayoría de bebés reconocen la voz de su madre apenas nacen, pero tardan 14 días en hacer lo mismo con la voz del padre.

6. No mirar al bebé mientras lo duermes:


Los bebés se estimulan de manera muy rápida, una mirada tuya puede cambiar un estado de cansancio, a uno más activo.

7. No dormirlo en brazos:


Para que no se acostumbre a esto, es mejor acompañarlo en su cuna un ratito antes de que se quede dormido.

8. Reglas respecto al cambio de pañales:


Resiste el impulso de cambiar a tu bebé cada vez que se despierta, esto solo ocasionará que se estimule más seguido.

9. Acostarlo boca arriba:


Es recomendable acostarlo boca arriba así mantendrá la cara despejada y podrá respirar sin problemas.

10. Calienta la cuna con una toalla tibia:


Si los bebés no pueden conciliar el sueño, puede ser por el frío de las sábanas. Prueba metiendo una toalla en la secadora o calienta la toalla con un secador de pelo; colócala en las sábanas minutos antes de acostarlo. Retira la toalla de las sábanas y duerma al bebé.

Con estos consejos, su niño descansará de mejor manera y sus hábitos de sueño se regularizarán. Será un beneficio para él y sin duda, un alivio para ti que también podrás dormir como un bebé.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

LO MEJOR PARA TI

Ayúdenos a mejorar

Sugerencias y Reclamos

Cargando...

Califíquenos Sugerencias y reclamos